Cosas de Hadas


Por qué dejar de fumar
abril 1, 2008, 6:20 am
Filed under: ecología, salud, videos | Etiquetas: , ,

Para San y Marito, que sean libres

El tema no es cómo dejar de fumar sino por qué. Una vez que seas consciente del por qué, el cómo será lo que se te antoje.

Puedo suponer sin buscar cifras que un alto porcentaje de fumadores piensa o pensó en algún momento en dejar de fumar. Quien intenta y no lo consigue definitivamente, es probable que no haya tomado conciencia de la situación. Uno sabe un montón de cosas así como mira otras tantas, pero es distinto saber que ser consciente, tanto como mirar no es lo mismo que ver.

La concientización puede ser inmediata o te puede llevar un tiempo de asimilación, siempre que te abras a la info y tengas ganas de estar mejor.

QUÉ CONTIENE UN CIGARRILLO

Alquitrán, cianuro, benceno, monóxido de carbono, óxido de nitrógeno y nicotina entre otros.

Un resumen de lo que te ragalás cuando dejás de fumar:

  • Evitar enfermedades cardíacas
  • Reducir la probabilidades de padecer cáncer de boca, laringe, vejiga y riñón
  • Descender las cifras de presión arterial y colesterol
  • Tener más tiempo libre y una cosa menos que resolver
  • Mejorar úlceras gástricas o duodenales de tenerlas, o disminuir la posibilidad de adquirirlas.
  • Mejorar el aspecto del pelo
  • Mejorar el apetito, los sentidos del gusto y olfato
  • Mejorar o desaparecer problemas de acné de tenerlos
  • Dejar de contribuir a enfermar a tu pareja, hijos y amigos
  • No tener más olor a tabaco en cuerpo, ropa y ambientes
  • Menor cansancio al hacer ejercicio
  • Evitar el mayor riesgo de padecer cáncer de pulmón
  • Un gasto menos
  • Dientes brillantes y encías sin inflamaciones
  • Poder tomar anticonceptivos orales con menos riesgo
  • Mejorar la fertilidad
  • Disminuir la celulitis
  • Evitar daños fetales en embarazadas
  • Retrasar la menopausia
  • Piel tersa más tiempo. El tabaco envejece gradualmente
  • Mejorar la potencia sexual
  • Disminuir las posibilidades de padecer efisema pulmonar
  • Eliminar la tos matutina
  • Reducir el riesgo de accidentes
  • Eliminar la bronquitis crónica, la tos y el catarro crónico
  • Eliminar el mal aliento
  • Mejorar el estado de ánimo
  • Aumentar la autoestima
  • Vivir mejor y vivir más
  • Alegrar a quienes te quieren 🙂

TIEMPOS

A los 20 minutos del útimo cigarrillo baja la presión arterial a su nivel normal. El ritmo cardíaco desciende a la cifra normal. La temperatura de los pies y las manos aumenta su punto normal

Luego de las primeras 8 horas la concentración de monóxido de carbono en la sangre baja a su nivel normal. La concentración de oxígeno en la sangre sube a su nivel normal.

A las 24 horas, disminuye el riesgo de sufrir un infarto cardíaco.

A las 48 horas, las terminaciones nerviosas comienzan a regenerarse. Aumenta la agudeza del olfato y el gusto. Caminar se vuelve más fácil. Se respira más profundo sin dificultad.

De 2 a 3 semanas: Mejora la circulación sanguínea. La función pulmonar aumenta hasta en un 30%

De 1 a 9 meses: Disminuyen la tos, la congestión nasal y la fatiga. Vuelven a crecer los cilios en los pulmones, lo que aumenta la capacidad de eliminar impurezas y resistir a las infecciones.

Un año después, el riesgo de padecer insuficiencia coronaria es el 50% menor que el de un fumador.

La adicción es para toda la vida. Una persona que deja de fumar pasa a ser un adicto en abstinencia, lo que no quiere decir que la adicción haya desaparecido. Del exceso de confianza que produce no entender esto surgen tantas recaídas. No es lo normal que después de dejar de fumar puedas volver a fumar “uno de vez en cuando” o “sólo uno, por una vez”.

CUANDO ELIJAS DEJAR DE FUMAR

Hay algunos consejos que te pueden ayudar en la primera etapa, en la que te liberás de la dependencia física:

Tomar mucha agua y jugos de frutas naturales, preferentemente con mucha vitamina C, que ayuda a eliminar más rápido la nicotina.

Eliminar por unos días el alcohol y todas las bebidas que sean sus acompañantes del cigarrillo como puede ser el café u otras.

Consumir alimentos ricos en vitamina B (pan integral, cereales, arroz integral, etc.). Puede añadirse germen de trigo, levadura de cerveza o un suplemento de vitamina B a tu dieta.

Comer alimentos livianos. Las comidas pesadas complican el autocontrol, y éste es muy necesario estos días. Después de comer, en lugar de sentarse en el sofá a ver tele o leer, movete un poco. También puede ayudar evitar la sobremesa y levantarse, lavarse los dientes en seguida después de comer, y mantenerse ocupado.

Todos estos cambios de hábitos sólo son unos días 🙂

PROBÁ TAMBIÉN este ejercicio de concientización: cuando prendas un cigarrillo, fumalo concientemente. Esto quiere decir, notá bien cada paso de lo que estás haciendo. Es probable que por lo general fumes sin prestar atención a la acción de fumar. Hacelo, sentí como agarrás el cigarrillo, te lo llevás a la boca, inhalás, entra el humo en tu organismo y luego lo exhalás. Notá el efecto que tiene en tí.

Aunque parezca, la idea no es demonizar al cigarrillo, que muchos dicen “es un amigo”, “me acompaña” y es cierto! Es un amigo, acompaña, pero llega un momento en que entendemos que ese amigo nos hace más daño que bien y lo mejor es seguir sin él. Y si no es ahora, cuándo? Y si no lo decidís vos, quién? Es fascinante aprender a vivir con desapego y esta puede ser una oportunidad para entenderlo un poco. Sólo un buen amigo nos enseña tanto.

Intentalo tantas veces como seas capaz de permitirte, sin frustraciones si no sale a la primera, a la segunda o la que sea. La frustración te impide volver a intentarlo, en definitiva lograrlo.

Más info

Anuncios